Blogia
El Caldero de la Bruja

¡QUÉÉÉÉÉÉÉÉ!

A ver si lo entiendo, resulta que los artistas españoles, bueno, la SGAE que no es lo mismo, lleva unos cuantos años hablándonos de la cantidad de dinero que pierden con la piratería. Qué si el top manta perjudica a los artistas, que si bajarse copias de internet supone pérdidas de mucho millones, que si la piratería supone la reducción de muchos puestos de trabajo en el ámbito de la música. Y luego se sacan de la manga unos beneficios de más de 300 millones de euros. ¡300! ¿Pero no estaban perdiendo dinero?
Sin embargo, lo gracioso viene cuando explican de donde vienen los beneficios y cuál ha sido el aumento de éstos. Resulta que el aumento de beneficios por el impuesto revolucionario en sistemas de copia privada (cds y dvd regrabables, cintas de video y de casete) asciende al 155% respecto al año anterior. Teniendo en cuenta que los derechos por venta de discos o películas caen un 8,8%, nos queda casi un 150% que no pueden justificar. Es evidente que el dinero que supuestamente perdieron por la piratería no justifica el abusivo canon por copia privada. Y mucho menos esa nueva iniciativa de querer cobrar por conexión a internet. ¿Y qué más? ¿Van a decidirse a cobrar por cantar en la ducha o quizás eso es excesivo?
Lo que más me molesta del canon es que luego, cuando ves una entrevista a algún cantante tienes que oírle hablar de su entrenador privado o conocer su nueva casa, no precisamente de 30 m2, o su ropa de marca. ¿y se puede saber porqué tengo que contribuir yo a pagarle a nadie una casa en Miami o unos vaqueros de Gucci con camiseta y zapatos a juego con mis fotos familiares? ¿O con mis apuntes universitarios? Porque eso es lo que tengo grabado en lo cds de la única tarrina que me he comprado en la vida. Cosas mías. Ni de la SGAE ni del Banco Santander o del BBVA, que parece que se presten los asesores.
Y es que hay que fastidiarse, aquí todo el mundo quejándose por los gastos que conlleva dar servicio a los clientes y luego salen todos contentos en las noticias presumiendo de beneficios millonarios. Al fin y al cabo no creo que sea estrictamente necesario para nadie que Alejandro Sanz tenga una casa en Miami o que Rocío Jurado tenga que seguir sus tratamientos contra el cáncer en Huston, que aquí también hay médicos y casas. Eso por no hablar de los caprichos de otros cantantes que se comportan como si fueran insustituibles y, sobre todo, necesarios.
Deberían aprender de los escritores, que se niegan a que las bibliotecas paguen un canon por derechos de autor que luego recaiga en el lector. Eso es fomentar la lectura y lo demás, cuento.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres