Blogia
El Caldero de la Bruja

CLOSER

Rara. Es lo primero que me viene a la mente para calificar la última película de Mike Nichols. La historia de cuatro personajes cuyas vidas y sentimientos se cruzan a través de un montón de situaciones y de elipsis. El espectador se va enterado de la mitad de la historia por lo que van contando los actores en sus conversaciones, casi siempre a dos. En toda la película sólo hay dos escenas en la que coinciden más de dos personajes. Y perdón por la reiteración.
Y precisamente ese es uno de los logros de la película: los diálogos. Unos diálogos que en Hollywood habrán escandalizado a más de uno porque son abiertamente sexuales. Dudo mucho que ningún actor no porno de Estados Unidos haya preguntado alguna vez a su pareja de rodaje si se corrió. Sin embargo en “Cegados por el deseo” parece constituir uno de los ejes del argumento, las relaciones sexuales de sus protagonistas, que conocemos siempre a través de diálogos, de conversaciones intensas e inteligentes, pero increíblemente crudas, en las que las miradas y la expresividad de los actores dicen a veces más que las palabras.
El otro gran logro de la película son las interpretaciones.Y es que los actores están francamente magníficos. Especialmente brillante está Natalie Portman en un papel al que no nos tiene acostumbrados pero que va a abrir los ojos a más de un director sobre la capacidad interpretativa de la ya adulta Reina Amidala y que ya le ha proporcionado una más que merecida candidatura a los Oscar.
Sorprendente Julia Roberts, que sin ayuda de escotes ni minifaldas lleva a cabo el papel más abiertamente sexual de su carrera.
E impecables Clive Owen y Jude Law, enfrentados a dos mujeres que apenas les dan tregua, dan un recital de gestos y emociones.
Una película diferente, que en la crudeza de sus diálogos pueden encontrar la respuesta a la falta de candidaturas a los Oscars, porque aunque la historia no sea nada del otro mundo, está muy lejos de la sensiblería habitual de Hollywood al hablar de amor y, sobre todo, de sexo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres