Blogia
El Caldero de la Bruja

ELLOS Y SUS CIRCUNSTANCIAS

La última de Maragall ha sido de juzgado de guardia. Nada como los políticos para convertir los problemas de la sociedad en un chiste sin gracia. Ahora resulta que el Gobierno de Cataluña se siente una mujer maltratada. Será que en vísperas del Día de la Mujer es lo único que le ha venido a la mente para intentar ganarse el beneplácito de la sociedad.¡Cuanta estupidez! Con lo fácil que sería hacerlo si hicieran su trabajo aunque sólo fuera moderadamente bien. Porque lo que es ahora, no llega ni a mediocre, es simplemente malo. Los políticos españoles deben de creer que los ciudadanos que les hemos votado y les pagamos el sueldo somos poco menos que imbéciles y que nos vamos a seguir tragando su incapacidad y su afan de protagonismo hasta que ellos se jubilen. Claro, que si no lo hiciéramos no se darían ni cuenta. De hecho si una epidemia acabara con todos los iudadanos tardarían en darse cuenta el tiempo que tarde en llegarles el sueldo cuando no haya nadie para pagar los impuestos.
Hace casi un año que 192 personas fueran salvajemente asesinadas en el mayor atentado de la historia de España. A lo largo de estos doce meses hemos tenido que ver como los políticos, todos, se erigían en protagonistas de una tragedia de la que no eran sino observadores y, en cierta medida, responsables por no tomar las medidas de seguridad necesarias para evitarlo. Sin embargo, ellos se sienten tan víctimas como los heridos y los familiares de los muertos y han hecho de la comisión de investigación uno de los espectáculos más lamentables de egocentrismo político que se ha visto en este país.
Pero eso sí, de dimitir nada, que esa es una costumbre extranjera. Igual que de arreglar los problemas. A punto de cumplir 50 años TVE tiene una deuda que ya la quisieramos todos para tenerla en el banco, tantos millones de euros que producen vértigo. Eleccioones tras elecciones todos los partidos prometen acabar con ella, pero la deuda no sólo no disminuye sino que aumenta. Reunido el Comité de sabios creado por el gobierno socialista se les ocurre la brillante idea de que paguemos la deuda entre todos. Vale que ellos no hayan cobrado por ese trabajo, pero eso no tiene mérito, ni para recibir un sueldo, ni mucho menos una medalla. Y sin embargo se la han dado. De haberlo sabido hubiera montado en la universidad un grupo de discusión para encontrar la solución a tan grave problema. Por ejemplo, que puesto a pagarla a escote, los afortunados fueran los gestores que la han dirigido desde que se fundó y los políticos que le apoyaban. Creo que sería más justo.
Igual que sería más justo contratar a los presidentes y ministros como "freelance". Si tu plan de viabilidad funciona y se arreglan los problemas de sanidad, fomento, educación, vivienda, seguridad ciudadana, paro...cobras. Si no, pues no. Cosas del mercado laboral. Y por supuesto, si se caen los edificios porque las obras no están bien hechas, dimite todo el mundo. Y cobran las víctimas, no los políticos.
Por cierto, que un 40 % del censo acuda a votar de momento no es un éxito, pero con comportamientos políticos como los actuales va a empezar a serlo, que ya está bien de pitorrearse de los ciudadanos, que no somos idiotas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres