Blogia
El Caldero de la Bruja

OLOR A CHAMUSQUINA

El que desprende el Windsor, por supuesto. Y no porque haya ardido casi hasta los cimientos, sino por las cada vez más misteriosas circunstancias que rodean el incendio: figuras misteriosas, puertas forzadas, butrones...
La verdad es que la cosa se está poniendo más emocionante que una novela de intriga. Vamos, que una no sabe si ver “Motivos personales” o los informativos de las diferentes cadenas para hacer investigaciones de salón en busca de asesinos de ficción o pirómanos reales.
Lo cierto es que la cosa pintaba raro desde el principio. Según publicaba algún periódico el lunes posterior al incendio una de las empresas que tenían su sede en el edificio había hecho copias de sus archivos dos días antes. Para las personas a las que les encantan las intrigas y los misterios ahí ya había algo raro.
Eso por no hablar de la rápida expansión del fuego y del fallo de los sistemas antiincendio. Y ya que aparezcan figuras a las tres y pico de la mañana encendiendo luces mientras el edificio ardía por los cuatro costados unas plantas más arriba. Ahí la cosa se pone realmente interesante, casi de película. No se puede olvidar que el edificio Windsor albergaba a la mayor consultora de España (que por cierto, también tenía sede en las Torres Gemelas, eso ya es ser gafe) y a uno de los despachos de abogados más importantes de España. Vamos, que no creo que entre la documentación perdida lo más importante pueda ser la declaración de la renta de algunas PYMES o el acuerdo de divorcio del vecino del quinto de nadie. De hecho, alguien sugería ayer mismo en Telemadrid que todo este asunto pueda estar relacionado con la posible entre de Sacyr en el BBVA, que se anuló el lunes posterior al incendio. Claro, que eso puede ser hilar demasiado fino.
De momento, hay que reconocer que pocas ocasiones un incendio dio para tanto.
Y es en eso en lo que no dejo de pensar: la de películas que salen de un solo acontecimiento, con tramas totalmente diferentes. Desde la comedia absurda a medio camino entre “Ghost” y “ Un espíritu burlón”, a cuenta del nombrecito del edificio y cierta familia real apellidada de la misma forma, hasta una buena película de intriga económico-mafiosa al estilo de “La caja 507”.
¿No dicen que el cine español está en crisis? Pues que hagan como los estadounidenses y que conviertan un suceso como este en un género cinematográfico. Seguro que alguna peli buena ya sale. Y a medida que se conozcan más datos, pues más pelis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres